Amezcua ok ok ok

Primera firma de hipoteca proptech beneficia a notarios y desarrolladores

Hace apenas seis meses la Norma 151 o la firma electrónica, no aparecían en el mapa proptech en México, pero hay notarios y desarrolladores con ganas de participar. 

México, a través de líderes emprendedores y empresarios con visión -que también están presentes en el segmento proptech- tienen muchas historias detrás que merecen ser contadas y compartidas.  

Cambiar da miedo y pisar terrenos desconocidos despierta el recelo. Pero también es el camino del liderazgo. 

Prueba de ello, fue la firma de la primera hipoteca en México con notario digital y con elementos blockchain, lo cual marca un hito en la firma de hipotecas en México y Latinoamérica.  

“He tenido pláticas con muchos notarios y abogados. Para esta firma no se tuvo que cambiar ningún punto de la ley ya escrita. Al final, se registra en una notaría, se sella como se debe hacerse, se imprime en formato notarial y se le hace llegar a las partes físicamente. Nosotros rescatamos esta experiencia digital, lo cual es muy positivo, sobre todo tratándose de inmobiliarias en zonas muy restringidas o en las costas mexicanas, o que puede ser en desarrollos que se les vende a extranjeros o a gentes en otros estados”, destaca en plática Israel Amescua, Head of Growth en weetrust. 

Primeros pasos verdaderamente proptech 

En plática con Proptech News MX, Amescua hace un recuento de los retos y los resultados de esta primera firma hipotecaria a distancia.  

“Lo digital nos ha ayudado a agilizar los procesos, de no hacer que tomes un avión para firmar un documento, o recibirlo y firmar tres tantos y enviarlos por paquetería. Estamos hablando de un documento o cinco documentos que no duelen mucho. Cuando son desarrolladoras e inmobiliarias enormes, con cientos de documentos mensuales. Y con esta propuesta, hay cambios drásticos en la operación y en costos. Es algo extremadamente positivo. Esta fue la primera, pero no será la última”.  

Agrega que pese a las estrategias de otras startups, se tenían que dar pasos verdaderamente digitales para honrar el verdadero concepto proptech, que es propiedad con el uso de tecnología.  

¿Qué es lo positivo aquí? Hablamos mucho del sector proptech, pero le faltaba algo. Este es uno de los últimos eslabones, porque todas las proptech que existen no sé qué tanto hagan para lograr y escriturar casas en 10 días, o cómo lo venden. Se deben sortear trámites muy tediosos, agilizarlos y darle la atención al cliente”. 

“Yo puedo meterme a una plataforma y llevar toda la experiencia digital. Pero hay una parte en la que tengo que moverme, viajar, ir con el notario y eso no es proptech. Ahí seguimos en lo clásico. ¿Qué estamos logrando? Que el segmento proptech sea proptech al 100%. Nosotros facilitamos estas herramientas para que se puedan cumplir promesas de empresas y puedan crecer y agilizar su operación y destacar a nivel nacional”.  

Áreas de oportunidad ante notarios

Para Amescua, el sector notarial en México ya se está despegando en dos vertientes. Los que tienen prestigio y no buscan cambios, y los notarios que están buscando sinergias y nuevas rutas de atención, con un énfasis en el cliente.  

“Hay notarios que todavía no confían; hay notarios que les urge trascender y nos preguntan ‘¿cómo hago alianza con ustedes?’ Hay otros notarios con muchos años y clientes y no les interesa hacer este cambio. Pero no pasa nada; no les va a afectar si no lo hacen. Pero también hay notarios más jóvenes, con otra visión, que están compitiendo contra otros de mayor nivel. Lo atractivo es que ya lo están logrando legalmente”.  

En opinión de Amescua, el segmento proptech está pasando por una etapa extremadamente interesante en el sector inmobiliario en México, ya “que es un país que tiene muchas proptech y todavía le falta mucho. Vamos 30 años de retraso si nos comparamos con España o con países de primer mundo”. 

En contraparte, en ciertas áreas, “a México lo están volteando a ver los peruanos, los chilenos, los latinoamericanos, los argentinos. Están trayendo sus acá. Son empresas muy grandes que han tomado a México en serio. Pero hay que dar ese paso, evolucionar, para que la regulación se vaya ajustando”.  

Hipotecas, músculo económico

Mencionó que cuando llegaron las empresas proptech no había regulación para ellas, pero “arribaron, hicieron lo que tenían que hacer y luego vino la regulación”.  

Para el líder de weetrust, el sector inmobiliario y las hipotecas son el brazo más grande en el sector financiero y de crédito, por lo que se necesita revitalizarlo y exponencializarlo, con el “otorgamiento de un excelente servicio al cliente, evitar fraudes, cosas tediosas, dejar de suplantar la identidad, dejando de mentir, y poder validar, de una manera digital, los procesos”.  

Sobre weetrust

Amescua refiere que en Nuevo León fue la primera firma, pero que tienen en puerta otras hipotecas en proceso con trámites externos, compradores, visita a catastros en diferentes estados de la república, donde cada vez hay más gente, curiosidad y líderes se quieren subir a esta digitalización.  

“El equipo de weetrust está disperso por toda la república mexicana. La operación fue un poco tediosa por los temas de gestoría de registros y cosas externas, y logramos hacer la primera firma de una hipoteca 100% en remoto. El notario no tuvo que viajar, no se tuvo que trasladar, todo fue de manera digital”.  

Agregó que con la tecnología utilizada se logran verificar, validar sin necesidad de estar presentes en la sesión, y con apego a la ley. 

Weetrust ofrece un servicio multiindustria, a través de la firma electrónica, verificación e identidad de personas, contratos digitales, fideicomisos digitales, pero últimamente se han  enfocado en servicios inmobiliarios, con clientes en cuestiones financieras y reguladas que ven beneficios en los servicios tipo B2C y B2B, así como en empresas AAA, chicas, startups y clientes directos.  

“Somos un poco miedosos y siempre nos esperamos a ver quién da un paso. A ver si no se cae, para que no me caiga yo, pero invitaría a la gente a subirse al barco, a mejorar sus propios flujos operativos”, finalizó Amescua.  

Para ver la entrevista completa:

Contact Us