La criptobursalitización podemos definirla como este nuevo proceso que permite la comercialización de activos digitales o criptoactivos los cuales se encuentran respaldados con un activo real.

Criptobursalitización: La evolución del mercado de valores

El mundo de los activos digitales, también conocido como criptoactivos, ha tenido diversos cambios en el tiempo.

Eloísa Cadenas, CEO de Monetae

Desde la euforia en el precio de Bitcoin hasta el metaverso, pasando por los tokens no fungibles o NFTs; sin embargo, el día de hoy observamos cómo todo eso fue parte de un momento de euforia en donde no precisamente encontramos verdaderos modelos de negocio que aportaran valor.

A pesar de todo ese optimismo, existe un modelo de negocio que sea mantenido en el tiempo y son la creación de tokens con alguna funcionalidad, particularmente para recaudar fondos.

Imposible a través de bancos

Estas emisiones no respaldadas, contribuyeron al financiamiento de muchos proyectos, la blockchain de Ethereum fue uno de ellos que logró la recaudación muy rápida de 18 millones de dólares en 2014 y los fondos se utilizaron para el desarrollo de la plataforma, algo que, para un proyecto de sólo una idea, hubiese sido imposible a través de un banco.

El  modelo fue posteriormente replicado por muchas otras empresas que encontraron una oportunidad de financiamiento; no obstante, como sucede en muchas industrias, este mecanismo de financiamiento se desvirtuó a tal grado que de muchos de los proyectos que lanzaron su propio token fueron muy criticados e incluso prohibidos al representar un riesgo por ser un fraude o simplemente no llevarse a cabo el proyecto.

Una segunda versión de este modelo fueron las STO u Ofertas de Valores Digitales, que no son otra cosa más que, nuevamente la emisión de un activo digital (token) pero respaldado o representado por un activo negociado en el mercado como un inmueble, una mercancía, un mineral, un índice o, incluso, una divisa.

Si bien es cierto esta segunda versión de ofertas de tokens daba un poco más de certeza al contar con un activo de respaldo, no dejaba de ser un mecanismo no regulado. En este sentido, los reguladores de distintos países emitieron alertas, en Estados Unidos muchos de estos proyectos se consideraron (y actualmente se siguen considerando) como oferta de valores lo cual está prohibido con base en las leyes de valores en EE.UU.

Buy and Sell Cryptocurrencies
Tokenización de activos. Nuevas realidades económicas.

Nueva comercialización de activos digitales

En términos generales, la criptobursalitización podemos definirla como este nuevo proceso que permite la comercialización de activos digitales o criptoactivos los cuales se encuentran respaldados con un activo real o un título y que, a diferencia del proceso tradicional, da la flexibilidad poderlos transferir de manera segura a través de internet a cualquier parte del mundo en instantes y sin todas las barreras que el proceso tradicional, puesto que la tecnología con la que están creados así lo permite.

Una característica poderosa de este proceso, además de que es 100% digital, es la posibilidad de poderle brindar financiamiento de manera más rápida a un sinnúmero de organizaciones y también la expansión de la inversión.

Dentro de la industria de criptoactivos, una parte de este proceso se conoce como “tokenización” con la pequeña diferencia de que, estos lanzamientos de tokens regularmente se hacen de manera arbitraria y cada empresa establece sus propias reglas y, típicamente, no están reguladas.

El concepto de criptobursalitización contempla un nivel más robusto en términos de conceptualización y estándares aplicables.

Comercialización y emisión

Pensemos en un gestor de fondos público regulado, su oferta estará limitada a dicho país y probablemente ofrecerá sus títulos a través de un intermediario como una Casa de Bolsa.

A través de la criptobursalitización, tendría la capacidad de poder emitir activos digitales respaldados con dichos títulos y, por ende, poderlos comercializar en cualquier parte del mundo contando con la trazabilidad de todos los tokens pero no sólo es beneficio es para el emisor, el inversionista también contará con una mayor oferta para diversificar su cartera.

En México por ejemplo, se podrían digitalizar los bonos de gobierno que ofrecen una tasa de alrededor de 10% (al momento de escribir esta nota) o emitir tokens respaldados con oro y que cualquier persona en el mundo pueda adquirirlos.

Probablemente, en este punto, muchos argumentarán que la adquisición de estos valores se pueden adquirir de manera muy fácil y no es necesaria la emisión de activos digitales, como en reiteradas ocasiones me lo han cuestionado; no obstante, una reflexión interesante para quienes aún no logren visualizarlo sería saber si, de la forma en que se opera actualmente, es posible realizar la transferencia de un título de un fondo o empresa establecido en un país, a la cuenta de banco o portafolio un domingo en la madrugada de un tercero o, por ejemplo, que una persona pueda intercambiar yuanes por reales brasileños y, posteriormente a USD en menor de 5 minutos.

Si la respuesta es no, mi argumento en este punto es que, los activos digitales sí lo permiten y, de hecho, en lugares como El Salvador, ya es posible.

Bitcoin City
Proyecto de la Bitcoin City, en El Salvador.

El Salvador, caso interesante

El Salvador es un caso muy interesante y relevante ya que ha dado ese paso digital apostando a nuevos modelos de negocio con activos digitales puesto que, en noviembre de 2022 emitió la Ley de Emisión de Activos Digitales que, precisamente, dan la oportunidad de poder hacer este tipo de emisiones y con 2 grandes valores agregados: 1) una Ley que avala dichas emisiones y 2) beneficios fiscales. Si bien es cierto la Ley es reciente y su implementación aún se encuentra en proceso, lo que podemos ver es que El Salvador ha tomado ventaja con este tipo de modelos y, seguramente, veremos a más países que con el tiempo, emitan sus propias regulaciones.

Es un hecho criptobursatilización requiere de mayor profundidad y demanda una serie de reglas que, con el paso del tiempo se deben seguir redefiniendo; pero, con toda seguridad y sin temor a equivocarme, me permito afirmar que este sistema es la evolución del mercado de valores.

Agradecemos a Eloísa la autorización para reproducir este texto.

Te va a interesar esto:

Contact Us