Gabriela salido

Trifulca en San Gregorio Atlapulco, por falta de tacto de Martí Batres 

La diputada del Congreso de la CDMX, Gabriela Salido, destaca que Martí Batres no tiene oficio para resolver problemas.  

Con aplausos y con un dejo de democracia, el 5 de diciembre de 2018, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció que desaparecía el Cuerpo de Granaderos, símbolo de la represión y los gobiernos autoritarios en la CDMX. 

Pero cuatro años después (o tres doritos después, como afirma el clásico) hicieron su irrupción violenta contra decenas de pobladores de San Gregorio Atlapulco, en la Alcaldía Xochimilco, en la CDMX, para reprimir una manifestación vecinal contra de diversas obras para desviar el agua potable de esa demarcación a otras zonas.  

Agresión a ciudadanos

Durante el atropellado operativo, que habría sido ordenado por el Secretario de Gobierno en la CDMX, Martí Batres, se agredió a mujeres de la tercera edad y se realizó un allanamiento de morada, donde se rompieron vidrios de un auto, así como las ventajas de otros vecinos que se defendieron ante la agresión.  

“El primer compromiso espectacular de Sheinbaum fue que no habría más granaderos, y que generó en la sociedad mucha expectativa, pero los vimos aparecer después en marchas de mujeres, disfrazados y discretos; pero (los granaderos) sistemáticamente se utilizan para controlar o contener manifestaciones, sobre todo aquellas que no coinciden con la lógica o la política del gobierno”, destacó en entrevista Gabriela Salido, diputada del Congreso de la Ciudad de México. 

La legisladora por el PAN arremetió contra Martí Batres por su nulo tacto político: “Hay que decirlo: el actual secretario de Gobierno verdaderamente ha demostrado que no es una persona que tenga oficio político; sigue conviviendo e interactuando con el resto de los capitalinos como si todavía se encontrara en las fuerzas básicas de los movimientos estudiantiles (porros), totalmente alejado de lo que debería de ser su trabajo”. 

Salido dijo que ese puesto debería servir para la conciliación y la construcción de puentes sociales “y aminorarle los conflictos a la jefa de gobierno, a quien no le hace ningún favor”. 

La legisladora agregó que el anterior es un referente importante, porque se corre el riesgo que las inconformidades vecinales por obras se repliquen en otros espacios, ya que “se les ha negado incluso el reconocimiento como de pueblos y barrios originarios. Este gobierno ha dejado mucho que desear”. 

Falta de comunicación y Programa Territorial a fuerzas

“El sello de este gobierno ha sido la falta de comunicación y la opacidad. No hay transparencia. Permanentemente hay un insulto a la inteligencia de los habitantes de la CDMX, donde siempre se les trata como si no tuvieran la capacidad de plantear soluciones, conocer su entorno y saber qué es lo más conveniente para ellos. Estamos en un momento complicado”. 

Durante meses, la diputada ha denunciado la ilegalidad del Programa de Ordenamiento Territorial de la CDMX, que está salpicado de la imposición de sospechosos intereses, consultas ilegales, asambleas amañadas y una ciudadanía censurada. 

“Lo que vimos en Xochimilco no fue un caso aislado, sino la gota que derramó el vaso. Apenas hace unos días hablábamos con algunos vecinos y transmitían esta preocupación. No solamente se trata de Xochimilco, son todas las alcaldías y de una definición de ciudad, porque se pretende tomar decisiones sobre nuestro espacio público y nuestro entorno que afectará nuestra calidad de vida y el patrimonio de cada una de las familias de los de la ciudad”. 

Agregó que desde el Congreso de la Ciudad de México se ha llamado la atención del Instituto de Planeación y Prospectiva de la CDMX. “Se han hecho señalamientos y ellos hacen oídos sordos, minimizando la problemática”.  

Dijo que lo sucedido en Xochimilco podría afectar otras consultas en otras alcaldías, como Cuajimalpa y Tláhuac, por la vía de pueblos y barrios. “Tenemos referencias de organizaciones vecinales o vecinos que han Interpuesto recursos en contra de este proceso y en violaciones a los derechos humanos”. 

Y sobre los derechos humanos, lamentó que Sheinbaum se lave las manos por la agresión a los ciudadanos, y le deja la responsabilidad de las sanciones a las  
Comisión de Derechos Humanos de la CDMX. 

Dijo que esta problemática, es parte de la opacidad con la que se maneja el gobierno para hacer obras en la capital. 

“Ojo, no se cuenta con una planeación de ciudad. Así como lo hicieron ver los vecinos de San Gregorio Atlapulco, que terminó en enfrentamiento, también lo han hecho vecinos de distintas colonias de la ciudad a través de redes sociales o por vía escrita diciendo este proceso está mal”. 

Sheinbaum, dependiente de AMLO

Agregó que hay una urgencia de Claudia Sheinbaum por sacar un proceso que se está cayendo. “No son capaces de reconocer que hay un grado de soberbia importantísimo”. 

Cuestionada sobre la consulta para llevar a cabo las obras inmobiliarias en la sede del Estadio Azteca, en Coyoacán, dijo que “ese es otro claro ejemplo de consultas simuladas, de falta de información, o de desinformación propiciada por parte del gobierno de la capital para evitar que haya voces que no les gusten”. 

“Si algo tiene este gobierno, esta cuarta transformación (4T) y el gobierno de Claudia Sheinbaum es que no solamente cumple sin discusión las instrucciones del presidente de la República, aun a costa de los capitalinos, sino que aparte les molesta sobremanera que los vecinos o capitalinos los cuestionen”. 

Finalmente, la legisladora por el PAN expresó su solidaridad con el pueblo de San Gregorio por lo acontecido “indiscutiblemente, sin pretender con esto transgredir la independencia de las resoluciones de los pobladores”. 

Para ver la entrevista completa:

Contact Us