La persona que piensa suicidarse puede intentar reprimir sus sentimientos porque le avergüenzan o le hacen sentir culpable.

Reforma 222: ¿Qué hacer ante una persona que se quiere suicidar?

Pregunta a la persona qué siente y escucha, tómalo en serio; podrías prevenir un suicidio.

Más allá de las imágenes del impactante suicidio que ocurrió ayer en la noche en Reforma, cuando una mujer que fue identificada como Araceli Enríquez Ramírez, originaria de Veracruz y de 41 años, se quitó la vida, sorprende todo lo que sucedió alrededor.

Por un lado, la ya cotidiana inacción policíaca ante situaciones potenciales de riesgo. Aunque se ha actuado en otras ocasiones, sorprende que ahora no se haya hecho nada por salvar una vida.

Por otro lado, el personal del hotel Holiday Inn, que según una testigo, lejos de aplicar un protocolo de seguridad, solo se limitaron a hacer bromas y a grabar a la posible joven con problemas.

Finalmente, y más escalofriante, fue la reacción de indiferencia, morbo, inacción y desdén de decenas de jóvenes que solamente presenciaban el acto y/o que esperaban solamente un fatal desenlace.

Intenta un acercamiento

Según la Clínica Mayo, el primer paso es averiguar si la persona está en peligro de hacer realidad sus pensamientos suicidas, para ello, debes mostrarte sensible, pero hacer preguntas directas, como:

¿Cómo haces frente a lo que está sucediendo en tu vida?

¿Sientes ganas de darte por vencido?

¿Piensas en la muerte?

¿Estás pensando en hacerte daño?

¿Estás pensando en suicidarte?

¿Has pensado antes en suicidarte o has intentado hacerte daño?

¿Has pensado en cómo o cuándo lo harías?

¿Puedes conseguir armas o algo que sirva como tal para hacerte daño?

Preguntar sobre los pensamientos suicidas no induce a nadie a tomar ninguna acción autodestructiva, sino que ofrece la oportunidad de hablar sobre los sentimientos.

Señales de advertencia

Además, presta atención a las señales de advertencia. No siempre es factible percatarse que un ser querido o un amigo están considerando suicidarse, pero aquí damos algunas señales:

Hablar sobre el suicidio, por ejemplo, con oraciones como: “Voy a suicidarme”, “Me gustaría estar muerto” o “Desearía no haber nacido”.

Conseguir un medio para quitarse la vida, como comprar una pistola o almacenar píldoras.

Retraerse del contacto social y desear estar solo.

Tener cambios de humor, como sentir euforia un día y una estar profundamente desanimado al siguiente.

Preocuparse por la muerte, por morir o por la violencia.

Sentirse atrapado o sin esperanza ante una situación.

Consumir alcohol o drogas.

Cambiar la rutina normal, incluido el patrón de comida y de sueño.

Actuar de manera arriesgada o autodestructiva, como usar drogas o conducir de manera temeraria.

Regalar pertenencias o poner en orden sus asuntos, sin ninguna explicación lógica.

Despedirse como si no fueran a verse otra vez.

Mostrar cambios en la personalidad o presentar extremada ansiedad o agitación, especialmente si esto va acompañado de algunas de las señales de advertencia antes mencionadas.

¿Cómo actuar con adolescentes?

Para los adolescentes, si te preocupa que un amigo o un compañero de clase estén pensando en suicidarse, puedes hacer lo siguiente:

Pregúntale directamente qué siente, aunque sea un poco incómodo hacerlo. Escucha lo que tiene que decir y tómalo en serio. El solo hecho de hablar con alguien que realmente se interesa suele hacer gran diferencia en la persona suicida.

Si ya hablaste con la persona, pero todavía te preocupa el asunto, coméntaselo a tu maestro, al consejero del colegio, a alguien de la iglesia, a alguna persona del centro juvenil local o a otro adulto responsable.

Ofrece tu apoyo; es valioso

Cuando un amigo o un ser querido piensan suicidarse, necesitan ayuda profesional, aunque el suicidio no sea un peligro inmediato. Mientras, puedes hacer:

Anima a la persona a que llame a una línea telefónica para prevención del suicidio. En Ela CDMX llama al 911 o la llamada Línea de la vida, para comunicarte con un consejero.

Anima a la persona a buscar tratamiento. Una persona con depresión tal vez no tenga la energía ni la motivación para buscar ayuda. Sugiérele que busque un grupo de apoyo, un centro de crisis, una comunidad de fe (una iglesia evangélica), un maestro u otra persona confiable. Tú puedes ofrecerle apoyo y asesoramiento, pero recuerda que no es tu labor sustituir a un proveedor para la salud mental.

Ofrece ayudar a la persona a tomar las medidas para obtener asistencia y apoyo. Por ejemplo, puedes encargarte de investigar las opciones de tratamiento, de hacer llamadas telefónicas, de revisar la información sobre los beneficios del seguro y hasta ofrecerte a acompañar a la persona a una cita.

Anima a la persona a comunicarse contigo. La persona que piensa suicidarse puede intentar reprimir sus sentimientos porque le avergüenzan o le hacen sentir culpable. Muéstrale tanto tu solidaridad como tu comprensión y expresa tus opiniones sin inculpar a nadie. Escúchale con atención, sin interrumpirle.

Sé respetuoso y reconoce los sentimientos de la persona. No trates de disuadir a la persona acerca de sus sentimientos, ni te muestres conmocionado. Recuerda que aunque la persona que desea suicidarse no piense con lógica, sus emociones son reales. Cuando no se respetan sus sentimientos, la persona puede dar por terminada toda comunicación.

No seas condescendiente ni juzgues. Por ejemplo, en vez de decir “las cosas podrían ser peores” o “tienes mucho por qué vivir”, mejor pregúntale por qué se siente tan mal, qué le haría sentir mejor o cómo puedes ayudarle.

Nunca prometas mantener en secreto los sentimientos suicidas de alguien. Muéstrate comprensivo, pero explícale que no puedes guardarle el secreto si crees que su vida corre peligro, porque en ese punto necesitas conseguir ayuda.

Asegúrale que las cosas pueden mejorar. Cuando alguien piensa suicidarse es porque le parece que nada mejorará las cosas. Tranquiliza a la persona diciéndole que con el tratamiento adecuado, podrá contar con otras formas de afrontar las situaciones y nuevamente volverá a sentirse mejor con su vida.

Anímale a no consumir alcohol ni drogas. Aunque parezca que las drogas o el alcohol alivian los sentimientos de dolor, al final empeoran la situación y pueden llevar a comportamientos imprudentes o a más depresión. Si la persona no es capaz de dejarlos por su cuenta, ofrécele ayuda para encontrar tratamiento.

Retira de la casa de la persona todo lo que sea potencialmente peligroso, dentro de lo posible. Si puedes, asegúrate de que la persona no tenga al alcance nada que le sirva para suicidarse, como cuchillos, navajas, armas o fármacos. Si la persona toma medicamentos que podrían servir para una sobredosis, anímale a aceptar que alguien los guarde y se los administre según la prescripción.

https://twitter.com/doblefilo_mx/status/1667326713166983168

la biblia nos da respuestas 1

Nunca es tarde para aprender a orar, ante ello, te mostramos una alternativa de vida.

Como creyentes, se nos asegura que nacemos con un propósito, que estamos hechos de manera admirable y maravillosa y que Dios tiene un plan para nuestra vida. Esto no quiere decir que los problemas de salud mental no nos afectan, sino que podemos estar seguros de que Dios tiene una visión de esperanza para nuestra vida.

Si sientes que hoy te enfrentas a problemas insuperables, trata de recordar que no siempre te sentirás así. Hay una salida. Sea cual sea la situación en la que te encuentres, Dios es un Dios de segundas oportunidades.

¿Recuerdas a Moisés en el Mar Rojo en Éxodo 14? Pensó que no había salida, pero Dios hizo una, a través de una imposibilidad: el mar abriéndose ante él.

Una oración para tiempos de angustia

“Padre Celestial, te entrego mi vida. Lléname con tu paz que sobrepasa todo entendimiento, para que pueda tener una perspectiva celestial de mi vida. Padre, gracias que soy tu hijo amado. Que pueda llevar el conocimiento de esto a través de todos y cada uno de los días de mi vida. Padre, lléname de tu paz, amor y gozo. Deposito todas mis preocupaciones sobre ti, Señor, y te pido que me acompañes a través de este tiempo difícil”.

https://twitter.com/paramedicosmx/status/1670563156907769858

Contact Us