Cuestionado sobre la aplicación de la NOM 247, dijo que “aquí en Nuevo León, no está siendo benéfica”.

Profesionales antilavado, orgánicos para sector proptech

La NOM 247 no está detonando el mercado, lo obstaculiza. Las proptech con tokenización de activos deben sumar a los profesionales antilavado.

Desde hace meses, se implementó en México la Recomendación 22 del documento para cumplir con parte de las 40 Recomendaciones del Organismo Internacional Grupo de Acción Financiera (GAFI).

Pero ya desde 2012, México publicó la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita o LFPIORPI.

Actividades vulnerables

Actualmente en México se detectan como “actividades vulnerables” a las siguientes:

Pagos con tarjetas de crédito o de servicios; uso de tarjetas pre-pagadas; uso de cheques de viajero; préstamos o créditos, con o sin garantía; servicios de construcción, desarrollo o comercialización de bienes inmuebles; servicios de blindaje (vehículos y bienes inmuebles); transporte y custodia de dinero o valores; y operaciones con activos virtuales, entre otros.

Y varias de estas actividades, tienen de entrada, un campo dentro de las proptech, las cuales necesitan contar con especialistas para la detección de lavado de dinero.

“Los oficiales de cumplimiento son los asesores de los que casi no se habla, sin embargo, ellos estarían autorizados para realizar las labores de prevención de lavado de dinero, las cuales son requerimientos que por ley están contemplados por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)”, destaca en plática el coach financiero en la NOM 247, Ricardo Gower.

Gower agregó que al ser el proptech un sector muy amplio, dentro de la cadena del desarrollo inmobiliario, esta figura cobra relevancia, aunado a los elementos de administración, marketing, asesores, call centers, y los diversos perfilamientos de datos para los clientes, pero además, “es uno de los profesionales que también deben ponerse sobre la mesa.

Silencio de autoridades

El especialistas agregó que el tema de los oficiales de cumplimiento se aplica a los temas B2B y B2C, “que es todo lo que tiene que ver con la profesión inmobiliaria y con las agencias inmobiliarias”.

Pero en México “hay un silencio y pasividad por parte de las autoridades respecto a la aplicación e implementación de la Ley LFPIORPI para todos los sujetos obligados, como son las proptech, en temas de la intermediación inmobiliaria”.

Identificación de transacciones

“A través de las proptech business to business (B2B) se pueden hacer operaciones inmobiliarias, literalmente, en minutos, pero no se sabe si se cumple con la LFPIORPI con la identificación y los avisos respecto a estas transacciones”, aclaró.

“Para empezar, las proptech son personas morales y son intermediarios de inmobiliarios, hablando de B2B y B2C; éstas deben tener un encargado de cumplimiento capacitado a través de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la SCHP”.

Entre las labores del oficial destacarían la identificación de los clientes, el beneficiario final, verificar de punta a punta la cuenta origen y destino, además “si hubo dinero en efectivo, las cuentas bancarias, conocer el manual de cumplimiento, y tener en cuetna un enfoque basado en riesgos”.

Visitas de la UIF

El especialista en temas de la NOM 247, dijo que a través de las visitas de la UIF, se pueden auditar hasta cinco años hacia atrás, “y es tan estricta esta auditoria, que tenemos que estar dados de alta desde esas fechas para hacer estas operaciones inmobiliarias. Por cada uno de estos reportes que no hayamos emitido, hay multas y sanciones por reincidencia”.

“Hay que recordar a los accionistas que si no cuentan con un oficial de cumplimiento, todas las responsabilidades son para el director”.

GAFI, solo recomendaciones

El especialista aclaró que los lineamientos de la GAFI en México no son mandatorios, ni obligatorios respecto a las operaciones inmobiliarias.

Dijo que la GAFI tiene en la mira a las operaciones inmobiliarias tokenizadas, en México, a pesar de que está calificado como actividad vulnerable el manejo de criptoactivos, todavía le falta al país automatizar esos procesos.

Estimó que en México se lavan entre 30 y 50 mil millones de dólares al año a través de inversión directa extranjera “y se podría hacer a nivel particular. La tokenización es un gran negocio. Es una inversión financiera empatada a rendimientos inmobiliarios y eso está fantástico. Cada uno de los inmuebles ofrece beneficios particulares. Algunos sí los puedes utilizar, otros no, o los puedes usar de manera calendarizada, pero va lenta (la comercialización)”.

“Las proptech que ofrecen operaciones inmobiliarias tokenizadas, por el tema de los criptoactivos y con tema inmobiliario, por el tema del cumplimiento por la ley LFPIORPI y darse de alta en el portal antilavado, con un deseable encargado de cumplimiento”.

NOM 247, ineficaz

Cuestionado sobre la aplicación de la NOM 247, “aquí en Nuevo León, no está siendo benéfica. Afortunadamente no se están presentando casos de competencia desleal, pero mis colegas y las empresas le están sacando la vuelta por completo”.

“No se hizo un apartado en cuanto a la vivienda usada. Me causa ruido que un inversionista que compra un inmueble o una casa habitación o un terreno para construir algo, que no lo va a utilizar, no será el usuario final. No es un consumidor. No sabemos cómo lo va a aplicar (o sancionar) Profeco. Por esas ambigüedades no se ha creado un buen clima”.

A la NOM 247 le falta difusión: “la Profeco tiene la Revista del Consumidor, pero no ha sacado una sola comunicación sobre el tema, ni en su canal de YouTube. “En las mañaneras no se menciona”.

Para ver la entrevista completa:

Contact Us