Dos definiciones iniciales del blues serían ‘melancolía o ‘tristeza’.

El blues nació al borde del río Nilo

El blues que llegó a Estados Unidos fue a través de esclavos llevados desde la costa occidental de África.

Por Paco Martín García

Dos definiciones iniciales del blues serían ‘melancolía o ‘tristeza’. Se trata de un género musical, vocal e instrumental originario de las comunidades afroamericanas al norte de Nueva Orleans, Estados Unidos a finales del siglo XIX.

Se caracteriza por su aire melancólico y sus letras acerca de problemas personales o sociales y se desarrolló como cantos de oración plegarias, descripciones del duro trabajo y el clamor desde el campo.

Años después, el blues se posicionó como una de los fundamentos para el desarrollo de la música popular estadounidense y occidental en géneros musicales como el jazz, bluegrass, rhythm and blues, rock and roll, funk, heavy metal, rap, música Country y pop.

Sin blues no habría rock’n’roll

Algunos músicos nombrados como los exponentes más importantes en la historia son Robert Johnson, Jimi Hendrix, Etta James, Buddy Guy,  Muddy Watters, Stevie Ray Vaughan, BB King, Eric Clapton, entre otros. 

Encontré la siguiente descripción: “En el Blues canta un individuo que es sujeto de su canto. Es un monólogo de la subjetividad que al mismo tiempo es el portavoz de la condición en que sus compañeros estaban sometidos en los campos agrícolas o en la penitenciaría.

El cantante de blues no solamente canta sino que gruñe, llora, se lamenta, arma su propio escenario dramático, porque el blues es sinónimo de problema, de preocupación. Cuando se está preso, o sin dinero, o sin trabajo, cuando no puedes dormir por tanta preocupación es que tienes Blues.”

Cuestionamientos de su origen

Un dato que llama mi atención es el que apunta de manera más específica el origen de esta expresión artística; el dato es el siguiente:

El blues es una expresión musical que llegó (no nació, sino llegó) a los Estados Unidos de América del Norte por esclavos provenientes de la costa occidental de África. El tráfico de esclavos se desarrolló ininterrumpidamente desde comienzos del siglo XVII hasta 1812.

Por supuesto no pretendo polemizar negativamente o cuestionar sin argumentos el origen de esta expresión artística que dicho sea de paso, como músico, merece todo mi respeto; no obstante me parece sorprendente y conmovedor ese hibrido de expresiones, quiero decir, la música unida a los cantos o el clamor de un pueblo sometido por la injusta opresión tiránica y cómo estos factores lograron transmitir frecuencias tocantes al alma manifestando una expresión de carácter espiritual.

“El blues te ayuda a levantarte en la mañana. Te levantas sabiendo que no estás solo. Que hay algo más en el mundo, algo que trajo esa canción. Este sería un mundo vacío sin el blues”, según Viola Davis.

Otra teoría

La historia de la humanidad registra un acontecimiento que describe el clamor de un pueblo, la opresión cruel de una nación poderosa y el deseo expresado casi agonizante por la libertad.

El año estimado fue 1447 a.C.

Aflicción de los israelitas en Egipto.

Libro del Éxodo 1 Estos son los nombres de los hijos de Israel que entraron en Egipto con Jacob; cada uno entró con su familia: 2 Rubén, Simeón, Leví, Judá, 3 Isacar, Zabulón, Benjamín, 4 Dan, Neftalí, Gad y Aser. 5 Todas las personas que le nacieron a Jacob fueron setenta. Y José estaba en Egipto. 6 Y murió José, y todos sus hermanos, y toda aquella generación. 7 Y los hijos de Israel fructificaron y se multiplicaron, y fueron aumentados y fortalecidos en extremo, y se llenó de ellos la tierra.

Seamos sabios

8 Entretanto, se levantó sobre Egipto un nuevo rey que no conocía a José; y dijo a su pueblo: 9 He aquí, el pueblo de los hijos de Israel es mayor y más fuerte que nosotros. 10 Ahora, pues, seamos sabios para con él, para que no se multiplique, y acontezca que viniendo guerra, él también se una a nuestros enemigos y pelee contra nosotros, y se vaya de la tierra. 

11 Entonces pusieron sobre ellos comisarios de tributos que los molestasen con sus cargas; y edificaron para Faraón las ciudades de almacenaje, Pitón y Ramesés. 12 Pero cuanto más los oprimían, tanto más se multiplicaban y crecían, de manera que los egipcios temían a los hijos de Israel. 13 Y los egipcios hicieron servir a los hijos de Israel con dureza, 14 y amargaron su vida con dura servidumbre, en hacer barro y ladrillo, y en toda labor del campo y en todo su servicio, al cual los obligaban con rigor, destaca el líbro del Éxodo, capítulo 2.

dobro

La salida de un pueblo

23 Aconteció que después de muchos días murió el rey de Egipto, y los hijos de Israel gemían a causa de la servidumbre, y clamaron; y subió a Dios el clamor de ellos con motivo de su servidumbre. 

Aquel capítulo en la historia universal está registrado como el Éxodo de un pueblo más adelante llamado Israel y su salida de la nación de Egipto. Encuentro semejanzas sorprendentes con la siguiente estrofa escrita en 1947 por el músico T-Bone Walker:

Sunday I go to church, yeah,
Gonna kneel down and pray,
Lord have mercy,
Lord have mercy on me…”

El llamado Éxodo es semejante a lo descrito por los esclavos siglos después en América y su desahogo con notas musicales evidencia una relación muy afín a la expresión y definición del Blues:

Éxodo 4:31

31 Y el pueblo creyó; y oyendo que Jehová había visitado a los hijos de Israel, y que había visto su aflicción, se inclinaron y adoraron.

El verbo “adoraron” implica cantos, es decir, una obvia expresión musical. Luego de 430 años (Éxodo12:40) Israel fue liberado y, adivine usted cómo o cuál fue su expresión luego de ser llamado a libertad? Fue un canto, fue un auténtico y hermoso Blues:

Cántico de Moisés y Maria

15 Entonces cantó Moisés y los hijos de Israel este cántico a Jehová, y dijeron:

Cantaré yo a Jehová, porque se ha magnificado grandemente;

Ha echado en el mar al caballo y al jinete.

2 Jehová es mi fortaleza y mi cántico,

Y ha sido mi salvación.

Este es mi Dios, y lo alabaré;

Dios de mi padre, y lo enalteceré.

3 Jehová es varón de guerra;

Jehová es su nombre.

4 Echó en el mar los carros de Faraón y su ejército;

Y sus capitanes escogidos fueron hundidos en el Mar Rojo.

5 Los abismos los cubrieron;

Descendieron a las profundidades como piedra.

6 Tu diestra, oh Jehová, ha sido magnificada en poder;

Tu diestra, oh Jehová, ha quebrantado al enemigo.

7 Y con la grandeza de tu poder has derribado a los que se levantaron contra ti.

Enviaste tu ira; los consumió como a hojarasca.

8 Al soplo de tu aliento se amontonaron las aguas;

Se juntaron las corrientes como en un montón;

Los abismos se cuajaron en medio del mar.

78746128cce1decb1d07e823cee4c84d

9 El enemigo dijo:

Perseguiré, apresaré, repartiré despojos;

Mi alma se saciará de ellos;

Sacaré mi espada, los destruirá mi mano.

10 Soplaste con tu viento; los cubrió el mar;

Se hundieron como plomo en las impetuosas aguas.

11 ¿Quién como tú, oh Jehová, entre los dioses?

¿Quién como tú, magnífico en santidad,

Terrible en maravillosas hazañas, hacedor de prodigios?

12 Extendiste tu diestra;

La tierra los tragó.

13 Condujiste en tu misericordia a este pueblo que redimiste;

Lo llevaste con tu poder a tu santa morada.

14 Lo oirán los pueblos, y temblarán;

Se apoderará dolor de la tierra de los filisteos.

15 Entonces los caudillos de Edom se turbarán;

A los valientes de Moab les sobrecogerá temblor;

Se acobardarán todos los moradores de Canaán.

16 Caiga sobre ellos temblor y espanto;

A la grandeza de tu brazo enmudezcan como una piedra;

Hasta que haya pasado tu pueblo, oh Jehová,

Hasta que haya pasado este pueblo que tú rescataste.

17 Tú los introducirás y los plantarás en el monte de tu heredad,

En el lugar de tu morada, que tú has preparado, oh Jehová,

En el santuario que tus manos, oh Jehová, han afirmado.

18 Jehová reinará eternamente y para siempre.

19 Porque Faraón entró cabalgando con sus carros y su gente de a caballo en el mar, y Jehová hizo volver las aguas del mar sobre ellos; mas los hijos de Israel pasaron en seco por en medio del mar. 

20 Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas. 21 Y María les respondía:

Cantad a Jehová, porque en extremo se ha engrandecido; Ha echado en el mar al caballo y al jinete.

Los cantos en el Delta del Rio Misisipi fueron más que una expresión artística, manifestaban el llanto, el dolor, el gemido de un pueblo anhelante de libertad. El Blues de los hebreos se escuchó miles de años antes, y en su tiempo fue escuchado, y el poder de la Verdad los hizo libres.

¿Cuál es tu Blues?

Contact Us