En meses pasados, la dictadura de Ortega también ha prohibido a los evangélicos hacer conmemoración a la Biblia.

Dictadura en Nicaragua arrecia acoso a católicos; evangélicos, con temor

Las amenazas iniciaron en Nicaragua después de las protestas contra las reformas al sistema público de pensiones, en abril de 2018.

Según dio a conocer un asesor de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, en la dictadura de Daniel Ortega, en Nicaragua, se está creando un “paraguas ideológico, que hacer parecer a Ortega como “ungido por Dios… para la sagrada Nicaragua”, sin embargo, es la fachada para una embestida contra centros católicos y protestantes.

Dwight Bashir, director de divulgación de la Comisión de Libertad Religiosa Internacional de EU, recibió a Christopher Ljungquist, asesor para Latam en la Oficina de Justicia y Paz Internacional de la USCCB, para destacar el “asalto a la libertad religiosa” que se vive en ese país centroamericano, según destaca un despacho de The Christian Post.

Persecución al alza

La ola de amedrentamiento inició en Nicaragua después de las protestas contra las reformas al sistema público de pensiones en abril de 2018, después de más de 10 años de deterioro de las condiciones económicas.

Los manifestantes, en su mayoría estudiantes, exigieron democracia y que Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, renunciaran, posterior a la instauración de una dictadura marcada por el nepotismo y la represión. En esas fechas murieron cientos.

Pero desde 2021, las diversas violaciones a la libertad religiosa arrecieron durante las elecciones generales de noviembre en las que Ortega ganó para “gobernar” por un mandato consecutivo.

Ljungquist de la USCCB dijo que el gobierno de Ortega opera bajo el “mesianismo político”, un movimiento que se ve a sí mismo como “el salvador nacional, el liberador nacional”.

En 2018, el dictador solicitó a la Iglesia Católica que actuara como mediador, pero el Estado comenzó a reprimir más a los manifestantes y emprendió contra el clero católico, tras que éste brindó refugio a los manifestantes y expresó su apoyo al derecho a protestar pacíficamente.

Grupos de choque, en acción

Ortega utilizó a su gobierno y a grupos de choque para perseguir al clero, fieles y varias organizaciones católicas.

Ljungquist, que visitó Nicaragua en 2018 en el punto álgido de las protestas, agregó la dictadura combina “la simbología cristiana con el ocultismo de la Nueva Era”, con una lealtad a ‘Dios y Daniel’”,

Según Ljungquist, aunque 60% de la población del país es católica, y “el resto admira a los ministros protestantes, que están de acuerdo con la Iglesia Católica”.

“Aquí tenemos un frente cristiano completo que aboga por las libertades civiles, por la pluralidad y el proceso democrático”.

Gobierno de Biden, complaciente

El Departamento de Estado de EU colocó a Nicaragua en su lista de vigilancia por graves violaciones de la libertad religiosa desde 2019.

Cabe señalar que en meses pasados, la dictadura de Ortega también ha prohibido a los evangélicos hacer conmemoración a la Biblia y a realizar otros eventos cristianos.

¿Tibieza evangélica?

Hace unos meses, el medio Expediente Político (https://www.expedientepublico.org/especial/el-silencio-de-los-evangelicos-ante-la-represion-en-nicaragua/) dio a conocer un análisis en donde se expone el silencio cristiano ante los abusos.

“La Iglesia Evangélica no juega ningún rol frente a la represión en Nicaragua (…) son como observadores con miedo a sufrir represalias (…) temen ser ilegalizados y confiscados (…) la mayoría predica una doctrina que interpreta su papel al margen de la política y ajenos a los problemas seculares”.

“Los evangélicos en Nicaragua parecen más discípulos del Papa que los mismos obispos, por su silencio formal y estilo apolítico o renuente al conflicto”.

Sin embargo, el medio asevera que la iglesia evangélica sufre indirectamente la represión. La dictadura “no quiere dejar la posibilidad de una rebelión, ni siquiera entre corderos sumisos o temerosos, pero que representan 2 millones de personas, especialmente en el Caribe nicaragüense”.

la biblia nos da respuestas 2

Además de cubrir en oración a los fieles hermanos en Nicaragua, la Biblia nos muestra que en medio de estos difíciles momentos de incertidumbre, Dios tiene el control. El avance del populismo en América Latina no significa el aumento de la democracia y la libertad religiosa.

Los tiempos actuales se tornan más peligrosos, pero la promesa de Dios está firme:

“Si opresión de pobres y perversión de derecho y de justicia vieres en la provincia, no te maravilles de ello; porque sobre el alto vigila otro más alto, y uno más alto está sobre ellos. Además, el provecho de la tierra es para todos; el rey mismo está sujeto a los campos”, nos afirma el libro de Eclesiastés 1:6.

Contact Us