Diversas Iglesias Evangélicas pidieron la intervención de las autoridades de los tres órdenes de Gobierno.

Amenazan con quemar vivo a pastor evangélico por predicar en Chiapas

Los evangélicos pidieron a autoridades civiles proteger la Iglesia, sin dar preferencia a alguna denominación.

Diversos líderes de la Iglesia Nacional Presbiteriana de México, informaron que el pastor evangélico Gilberto Díaz Pérez, vive una situación crítica desde este domingo 20.

Lo anterior por su detención por predicar el evangelio, “ya que desde hace un año ha estado ingresando a su Ejido Berlín, y que no tiene otro motivo más que iniciar una obra misionera para el extendimiento del Reino de Dios”, destaca una nota del reportero Isaín Mandujano a través del portal Chiapas Paralelo (https://www.chiapasparalelo.com/noticias/2023/08/intolerancia-religiosa-detienen-y-encarcelan-a-pastor-evangelico-por-predicar-su-fe-en-berlin-simojovel/)

Palabra no encarcelada

El pastor fue amenazado con ser quemado vivo por ingresar a predicar al ejido Berlín municipio de Simojovel en región de Los Bosques de Chiapas.

“La agenda misionera no está atada a las agendas de los gobernantes. Sostenemos que la Palabra de Dios no podrá ser encarcelada, aunque hoy nuestro hermano se encuentra retenido”, dijeron los líderes.

369605033 835878404880102 8744308057275366373 n

Petición a los 3 niveles de gobierno

Los evangélicos pidieron a magistrados civiles proteger la Iglesia, sin dar preferencia a alguna denominación de cristianos, ya que “todas las personas eclesiásticas, cualesquiera que sean, gocen de completa, gratuita e incuestionable libertad, para desempeñar cada parte de sus funciones sagradas, sin violencia ni peligro”.

“Por eso, pedimos sus oraciones mis estimados hermanos a favor del hermano Gilberto Díaz Pérez, su esposa y sus hijos”.

Además, diversas Iglesias Evangélicas pidieron la intervención de las autoridades de los tres órdenes de Gobierno para salvaguardar la integridad física del ministro y su inmediata liberación.

Simojovel es una zona de Chiapas, que aún vive la intolerancia religiosa, sin que las autoridades le pongan la atención debida a la libertad de fe.

El ejido Berlín está en las montañas altas, con una población de 300 habitantes y la mayoría son del pueblo originario tzotzil, donde casi todos profesan la religión católica.

El dato

La intolerancia hacia el pueblo evangélico lleva décadas, y prueba de ello es el documental-película de Paco del Toro “Chamula. Tierra de sangre” de 1999.

Contact Us