Desde 2018, la dictadura ha detenido a 55 religiosos, excarcelando y desterrando a 44 de ellos,

Ahonda Daniel Ortega represión; presos, 100 pastores y cierran 288 organizaciones evangélicas

Desde 2018, la dictadura de Daniel Ortega ha detenido a 55 religiosos, excarcelando y desterrando a 44 de ellos.

Daniel Ortega, un exguerrillero marxista que juró desterrar el totalitarismo en Nicaragua, se convirtió en lo que perseguía: un nuevo dictador, ya que lleva en el poder más de 5 mandatos consecutivos y se ha dedicado a encarcelar todo intento de democracia en ese país centroamericano.

En los últimos meses, la represión contra la iglesia evangélica y cualquier culto que no aplauda a ese gobierno, sufre de una violenta persecución. La dictadura de Nicaragua cuenta con el silencio cómplice del Gobierno Federal de México; incluso, ha dado diversos recursos y negocios a diversos funcionarios afines a Daniel Ortega.

Expropiaciones arbitrarias

Según lo dio a conocer Protestante Digital, el misionero norteamericano John Britton Hancock denuncia que en Nicaragua expropian inmuebles a diversas organizaciones evangélicas y católicas y acosan legalmente a líderes, además que el régimen ya tiene encarcelados a más de 100 pastores.

Por su parte, Diario1 dio a conocer que según el informe “Ataques a la libertad religiosa en Nicaragua” presentado en el marco del 55 periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, en Ginebra, y compartido con los medios en Costa Rica, “Desde 2018, la dictadura ha detenido a 55 religiosos, excarcelando y desterrando a 44 de ellos, mientras 11 misioneros evangélicos aún permanecen bajo detención arbitraria”.

100 pastores, tras rejas

Aunque la cifra no coincide con la de los 100 pastores, sí se dio a conocer que desde 2018, se han cancelado 381 organizaciones religiosas, de las cuales, 288 fueron evangélicas, además de que la policía mantiene una vigilancia permanente en las iglesias y prohibe celebraciones religiosas, entre ellas, el Día de la Biblia.

Además, las relaciones del dictador Ortega y la Iglesia católica viven gran tensión, debido a la expulsión y encarcelamiento de sacerdotes católicos y la suspensión de las relaciones diplomáticas entre El Vaticano y ese país.

Destierro y vergüenza

Juan Sebastián Chamorro, ex preso político y exiliado por el marxismo, escribió: “Ahora la dictadura dirige su persecución religiosa en contra de evangélicos. Se vienen días difíciles para pastores y misioneros evangélicos. No más represión”.

“Nuestra solidaridad, la persecución religiosa ha estado concentrada contra la iglesia católica, pero también es cierto que los hermanos evangélicos han sufrido acoso y persecución religiosa como estamos viendo”, añadió Chamorro.

Te va a interesar:

Contact Us