La gente pensó que Billy Graham estaría contento con lo ocurrido, porque tenía la capacidad de conquistar a los seguidores de Jimmy para sus propias conferencias.

¿Qué dijo Billy Graham ante la caída de Jimmy Swaggart?

La gente pensó que Billy Graham estaría contento con la caída, porque podría conquistar a los seguidores de Jimmy para sus propias conferencias.

“Jimmy Swaggart es un hombre santo de Dios”, dijo Billy Graham ante los medios de Comunicación.

Pero, ¿Qué pasó antes?

El 21 de febrero de 1988, el predicador televisivo Jimmy Swaggart se dirigió a su audiencia (a los 7.000 feligreses en Baton Rouge, Luisiana y a muchos otros en la televisión) y literalmente, se derrumbó.

Swaggart rompió a llorar y, respirando agitadamente, se arrepintió temblorosamente: “He pecado contra ti y te pido perdón. Mi pecado fue cometido en secreto, y Dios me ha dicho: ‘Haré lo que hago delante del mundo entero. He pecado contra ti, mi Señor, y te pediría que tu preciosa sangre lave y limpie cada mancha hasta que esté en los mares del olvido de Dios, para que nunca más sea recordada contra mí”.

El Evangelista Jimmy Swaggart tuvo momentos de auge en su ministerio, pero también momentos de humillación. El diablo finalmente desestabilizó la vida de este hombre ungido, quien fue Jimmy, empezando por su casa, hasta que se vio envuelto en una trampa con una joven.

Al ver el escándalo que esto provocó, su comunidad lo suspendió. Todos sus allegados lo calificaron de “falso pastor” y cientos de miembros de su iglesia lo abandonaron.

Olvidado y despreciado, Swaggart se quedó solo. Todos los medios de comunicación hablaron del escándalo y de la condena; incluso, hombres de Dios hicieron de esta triste historia el centro de sus predicaciones.

Finalmente llegó el día en que tuvimos que ver la opinión de otro líder “rival” y quien podría sustituir a Jimmy. La gente pensó que Billy Graham estaría contento con lo ocurrido, porque tenía la capacidad de conquistar a los seguidores de Jimmy para sus propias conferencias.

Los periodistas le preguntaron qué pensaba de la situación. Ante la sorpresa general, Graham respondió:

“Si le pasó a Jimmy, puede pasarme a mí. Este es un hombre santo de Dios. Ha ganado miles de almas para Cristo…. y ya está herido; no acabemos con él, mejor, sanemos y levantemos a nuestro soldado”.

No se alegren

Queridos hermanos y hermanas:

Nunca se alegren cuando vean que el diablo está destruyendo el ministerio de un hermano, de un pastor, o de algún evangelista conocido.

Nunca se alegren cuando vean que el diablo desestabiliza el matrimonio de algún hermano, de un pastor o un evangelista. Nunca estés sonriente cuando el diablo esté haciendo campaña para manchar el testimonio de algún hermano o hermana de tu iglesia local.

Nunca te alegres cuando veas que el diablo utiliza a alguien para destruir a tu pastor (o al que lo fue), aunque hayas tenido algunas diferencias con él, porque de hecho, quien se alegra con los fracasos de algunos hombres o mujeres de Dios, no son más que esclavos y siervos de los demonios para fortalecer las artimañas del infierno cooperando con todo ataque a la obra de Dios.

Lago de fuego para chismosos

El fin de ellos será en el lago de fuego que arde con azufre.

Ora por los que han caído y ayúdalos a levantarse. para la gloria de Dios.

“Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado. Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo. Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña. Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro”. Gálatas 6.

“Así pues, el que cree estar firme, tenga cuidado de no caer”. 1 Corintios 10:12

Tomado del muro de FB de Zuni Bravo.

Contact Us