proptech apocalipsis ok

Top 10: ¿Qué aporta el proptech ante el apocalipsis inmobiliario?

Estas 10 tendencias proptech para el cierre de 2023, según Menno Lammers, sentarán las bases, por lo menos, a 2040. Análisis imperdible. 

2022 es parte de un período de transición donde las empresas inmobiliarias se ven obligadas a elegir entre la píldora roja y la píldora azul. Los desafíos históricos mundiales requieren no solo soluciones tradicionales sino, lo que es más importante, transformadoras, destacó uno de los líderes del proptech a nivel mundial, Menno Lammers, quien es fundador de “PropTech for Good”. 

Hemos experimentado 2022 como un año con varias frecuencias, entre las que destacan  

1.- Los negocios como de costumbre buscan proteger el status quo  

2.- Perseguir la transformación digital y la sostenibilidad y hacer menos daño al medio ambiente. 

3.- Búsqueda de la regeneración – construir capacidad para la abundancia autosostenida de vida (humanos haciendo cosas como la naturaleza) en una proporción 85/14/01. 

1 Los sistemas inmobiliarios actuales se desmoronan

Las viejas instituciones y normas están siendo desafiadas. El sistema de propiedad económica, y todos sus subsistemas causan más problemas. La mayoría en la industria de bienes raíces todavía se aferran al viejo sistema familiar, que se está desmoronando frente a numerosos desafíos económicos, sociales y ambientales.  

En 2023, las Comunidades Mínimas Viables o (MVC) son la acción más pequeña que puede tomar para reunir a las personas y / u organizaciones y experimentar con los fundamentos: valor, relaciones y confianza.  

Ahora surgen nuevas asociaciones (sorprendentes) entre empresas inmobiliarias y tecnológicas y empresas intersectoriales como la industria del juego, agricultura e incluso, tribus indígenas. 

2 Cambios tempranos en el proptech

En 2022, las firmas de inversión privadas de todo el mundo recaudaron un récord de 697 mil millones de dólares en nuevos fondos (en general), según muestran de la firma Preqin.  

Pero 2023 la cifra sería de 537 mil millones, el nivel más bajo desde 2015. Según Creti, las compañías de proptech respaldadas por capital de riesgo recaudaron 19 mil 800 millones de dólares en 2022, 38% menos que (año récord) 2021.  

Según Metaprop, la confianza de la industria proptech estaba en su punto más bajo en 2022. La política monetaria ha aumentado drásticamente el costo de oportunidad del capital y el umbral para la inversión.  

Para capear los vientos económicos en contra, los empresarios se están centrando en la demostrabilidad / transparencia, medición de resultados / impacto (ROI cuantificado) y el camino sólido a la rentabilidad. 

En 2023, la desaceleración iniciada en el segmento proptech continúa en los países occidentales, pero el proptech crece en países emergentes (como India, Nigeria, México, Indonesia y Arabia Saudita).  

Si las tasas de interés continúan aumentando, el flujo de efectivo futuro cae, lo que afectará la valoración y el volumen de financiamiento.  

Sin embargo, los inversores todavía tienen mucho para invertir. Para 2023, los VC turísticos (aquellos que hicieron un poco de ello gracias al mercado alcista) están desapareciendo del mercado.  

Las inversiones en construcción modular (madera), microrredes, baterías, optimización de los sistemas HVCA (sistema mecánico  que puede controlar internamente las condiciones ambientales) en espacio como servicio (mezcla y multiuso), soluciones multifamiliares para smart homes serán populares en 2023.

En resumen, las soluciones relacionadas con el impacto serán las ganadoras de 2023. También hay un enfoque adicional en la Inteligencia Artificial (IA) generativa (por ejemplo, ChatGPT integrado) y soluciones de blockchain. Para 2023, el mercado de proptech se está consolidando visiblemente (por ejemplo, la firma Lessen x SMS Assist, vivió una fusión de 2 mil millones de dólares), a medida que el mercado se aleja de soluciones / funciones específicas hacia plataformas / soluciones integradas. 

La imagen de “ciudad inteligente” o smart city se ve sometida a una mayor presión, ya que cada vez más personas se preguntan si inteligente no significa “control”. En resumen, habrá cambios en el mercado temprano de PropTech. 

3 La narrativa proptech cambia

Desde 2016, la primera fase del movimiento proptech se caracteriza por la digitalización de los procesos. Lo “disruptivo”impulsó la mentalidad de Industria 4.0.  

Desde 2021, la narrativa cambió a “impulsar la transformación sostenible de la industria inmobiliaria global” impulsada por nuevas leyes / regulaciones, el compromiso social de empleados y nuevos talentos, los nuevos actores del mercado. El movimiento de sostenibilidad dentro de la industria de bienes raíces se ha manifestado enfáticamente. 

Las empresas inmobiliarias internacionales ven que el “solutioneering” (comprar un producto/servicio digital ya hecho) no es la solución para resolver los problemas.  

Para 2023, iniciará el auge de la nueva narrativa de proptech, que buscará impulsar la transformación sostenible de la industria inmobiliaria global. 

Los pioneros en 2023 buscarán un nuevo retorno (sobre la inversión), que generará diálogos emocionantes con la industria inmobiliaria impulsada por el PIB y los inversores y el VC. 

4 Redefinición de valor

El Producto Interno Bruto (PIB) es el valor de mercado total de todos los bienes y servicios finales producidos dentro de un país durante un período.  

Al PIB se le asocia con palabras como crecimiento, ingresos, ventas, competencia, cuota de mercado, beneficio y valor para los accionistas. El sistema inmobiliario actual se trata de una cosa: crear tanto valor económico financiero como sea posible con bienes raíces en el menor tiempo posible. A costa de todo.  

Ahora las definiciones financieras son más inclusivas, incorporando Retorno de Inspiración, Retorno de Capital Social, Retorno de Capital Natural y Retorno de Capital Financiero. Ahora, los inversores se centran no solo en los resultados financieros y se enfrentan a preguntas de y sobre la(s) generación(es) futura(s).  

2023 marca el 300 aniversario del economista escocés Adam Smith, patriarca del capitalismo laisser-faire. En 2023, escucharemos globalmente las palabras de moda: responsabilidad, vitalidad, viabilidad, resiliencia, circularidad (economía de los 0), regeneración, capacidad evolutiva, retención de clientes y comunidades, y contribución al bienestar y la felicidad (Felicidad Nacional Bruta, como se hace en Bután) que contribuyen a la redefinición del valor y la renovación del PIB. 

m. lammers 0
Lammers. Cambios abruptos.

5 Aceleración de nuevos métodos de construcción

A finales de 2022, la población mundial superó los 8 mil millones. La superficie de los edificios en todo el mundo se duplicará para 2060.  

Para albergar al mayor crecimiento urbano en la historia de la humanidad, se agregarían 230 mil millones de m2 de nuevo espacio de edificios (equivalentes a un edificio completo de la Ciudad de Nueva York cada mes, durante 40 años).  

Lograr cero emisiones en nuevas construcciones requiere edificios energéticamente eficientes que utilicen cero combustibles fósiles en el sitio y que sean 100% alimentados por energía renovable en el sitio.  

Veremos el papel crucial que desempeñará el carbono incorporado (¿sabías que los desechos electrónicos son el flujo de desechos de más rápido crecimiento en el mundo y menos del 20% se recicla?).  

En 2020, la Comisión Europea lanzó la iniciativa New European Bauhaus (NEB), que vincula el Pacto Verde Europeo con los espacios y experiencias de vida y expresa la ambición de la UE de crear lugares, productos y formas de vida hermosos, sostenibles e inclusivos.  

Von der Leijen expresó la ambición de Europa de convertirse en el “hogar de las tecnologías limpias” y la innovación industrial en el camino hacia el cero neto. Von der Leijen quiere permitir la transición neta cero sin crear nuevas dependencias (como es actualmente el caso de la materia prima litio porque para lograr la neutralidad climática, la UE necesitará 18 veces más litio para 2030 de lo que Europa usa hoy y casi 60 veces más para 2050).  

Cada ciudad, país, región y continente está adoptando su propio enfoque para lograr los objetivos sociales, repensando las cadenas de suministro y las relaciones comerciales. Por ejemplo, Arabia Saudita ya está construyendo una nueva ciudad sostenible, The Line, y Tokio anunció que está expandiendo la ciudad (Tokyo eSG) y se construirá en torno a los principios de gobernanza ambiental y social. 

En Asia ya avanza la agenda del localismo internacional (al comprar localmente, los consumidores pueden protegerse financiera, ecológica y psicológicamente y sentir que están devolviendo algo).  

En 2023, el Mecanismo de Ajuste en Frontera del Carbono (CBAM) de la UE comenzará en octubre de 2023 y tendrá un impacto en el sector inmobiliario mundial, ya que materiales como el acero, el cemento, el aluminio y la electricidad se utilizarán con menos frecuencia. Además, CBAM va a exigir diseño, productos y servicios bajos en carbono. 

6 La visión del túnel del carbono

Cuando la industria de bienes raíces habla sobre el tema climático, generalmente se refieren a la tecnología del carbono. Durante 2022, dominó la visión del túnel de carbono: huella de carbono, equivalentes de carbono, créditos de carbono, compensación de carbono, créditos de carbono, reducciones de emisiones de carbono, compensaciones por emisión de carbono y descarbonización.  

No todas las compañías inmobiliarias han dado pasos tan concretos hacia el cero neto como algunos de los pioneros de la industria, como NREP o Newsec en Escandinavia, con su compromiso de alcanzar cero neto para 2028 y 2030 respectivamente. 

Por ejemplo, tres cuartas partes del mercado de oficinas del Reino Unido están por debajo de los estándares mínimos de eficiencia energética que estarán vigentes para 2030, y el resto de Europa muestra cifras similares.  

Según las estimaciones, 500 mil millones de dólares en espacio de oficinas con alto contenido de carbono podrían quedar deshabitados en Nueva York para 2030 porque no cumplen con los estándares ecológicos y la renovación se ha vuelto costosa.  

En 2022, el sector inmobiliario representó 39% de las emisiones globales de CO2 relacionadas con la energía, con 28% de las emisiones operativas para calentarlos, enfriarlos y alimentarlos, y con 11% en la creación de materiales y la construcción.  

La industria inmobiliaria mundial ya hace promesas de cero emisiones netas, y canaliza fondos para la iniciativa ClimateTech, abraza el Acuerdo de París y el Nuevo Acuerdo Verde, y desarrollos como la Ley de Reducción de la Inflación, CBAM (Mecanismo de Ajuste en Frontera de Carbono de la UE), la iniciativa Giving to Amplify Earth Action (GAEA) del WEF, que se necesita acción para lograr el camino hacia el cero neto.  

El conflicto en Ucrania complicó la transición neta cero, pero la necesidad de ampliar las soluciones de reducción de carbono nunca ha sido más clara. En 2023, las empresas inmobiliarias serán juzgadas por lo que ofrecen, aumentando aún más la demanda de ecoeficiencia en 2023.  

7 Escándalos en modelos ESG y nuevo parámetro

Los modelos ESG (Environmental, Social, and Governmental) sufrieron en 2022. El año pasado se produjeron varios escándalos de lavado de ESG: BNY Mellon / SEC, HSBC AM suspendió al jefe de Inversión Responsable, Tesla fue expulsado del índice ESG del S&P 500, la policía alemana y el regulador BaFin allanaron DWS y la SEC / Goldman Sachs.  

Los principales gestores de activos europeos, incluidos Amundi y Axa, y BlackRock, con sede en Nueva York, han rebajado la calificación de los fondos ESG que anteriormente cotizaban con los niveles de sostenibilidad más altos a categorías con criterios menos estrictos. BlackRock y Vanguard han sido acusados de diluir sus compromisos ESG. Un movimiento anti-ESG ha surgido en Estados Unidos a través de Florida, Virginia Occidental, Texas, Louisiana y Missouri, que ya han desinvertido miles de millones de dólares de los fondos de BlackRock en protesta.  

En 2022, los eventos inmobiliarios o PropTech sin un panel de discusión y / o presentación (s) sobre ESG fueron indispensables.  

En 2023 la nueva discusión será pasar al modelo ESG 3.0 (exclusiones 1.0 | integración 2.0 | resultado 3.0). Sin embargo, ya se planean leyes anti-ESG en al menos 15 estados de EU.  

Impulsados por Venture ESG, los capitalistas de riesgo van a mezclar y perfilar ESG de manera más explícita en 2023 con objetivos ESG en el producto / servicio para seguir siendo (re) financiable.  

Las empresas inmobiliarias no van a contratar Chief Experience Officers (CXO) en masa. Las grandes empresas inmobiliarias comienzan a adelantarse a la introducción de CSRD (Corporate Sustainable Reporting Disclosure), que entrará en vigor en 2024 para las grandes empresas de interés público con más de 500 empleados, seguidas de las empresas con más de 250 empleados o 40 millones de euros de facturación en 2025, y las pymes cotizadas en 2026.  

8 CEOs más aptos

El 12º Estudio del Pacto Mundial de las Naciones Unidas – CEO que realizó Accenture muestra que el 93% de los CEOs enfrentan 10 o más desafíos simultáneos en sus negocios.  

Los cinco principales desafíos serán: inflación y volatilidad de precios, escasez de talento, amenazas a la salud pública, cambio climático y regulación del comercio. 

Patrocinar un club de fútbol local o plantar un árbol por empleado al año (RSE) es insuficiente.  

Para 2023, las empresas inmobiliarias se estarán reestructurando debido a la escasez de personal, inflación, problemas de suministro de energía, las amenazas de recesión y los requisitos de sostenibilidad estrictos.  

9 La gran regeneración

Según ABI Research, se espera que la inversión pública y privada en infraestructura urbana verde, como parques, bosques y jardines en azoteas, pasen de los 606 mil millones dólares en 2022 a los 978 mil millones en 2030 a nivel mundial.  

Esta oleada de infraestructura verde incluirá el cambio a una imagen verde de los Campos Elíseos en París para los Juegos Olímpicos de 2024, la remodelación del antiguo Aeropuerto Internacional de Atenas en el Parque Metropolitano y Frente Costero, el Bosque Urbano Nuevo Norte de Madrid y el Green New Deal de Boston.  

En 2022, Boston nombró a su primer director de infraestructura verde.  

En 2022, 31 alcaldes firmaron la Declaración de Naturaleza Urbana de Ciudades C40, comprometiéndose a invertir en espacios verdes.El pensamiento y la práctica regenerativos nos desafían a trabajar con sistemas entrelazados, a mirar el mundo de una manera muy diferente de la disminución estándar en la creación de  

En 2023, veremos que la arquitectura no se trata de diseñar nuevos rascacielos, sino de crear espacios en la naturaleza para albergar funciones, programas y conexiones. El sector inmobiliario va a mirar el diseño regenerativo / arquitectura regenerativa con más atención.

10 NatureTech, la nueva tendencia

El Foro Económico Mundial informó que el 50% de nuestra economía está directa o indirectamente vinculada a la naturaleza.  

Actualmente, sólo 17% de las zonas terrestres y el 10% de las zonas marinas están protegidas.  

En 2022, el acuerdo de biodiversidad de la ONU se concluyó en la COP15 de Montreal con un énfasis a la protección de la tierra y los océanos.  

Los gobiernos se han comprometido a proteger 30% de la tierra y el agua considerados importantes para la biodiversidad para 2030.  

Actualmente, las tecnologías ClimateTech (soluciones tecnológicas que reducen la huella de carbono) están de moda en el sector inmobiliario impulsado por el New Green Deal de la UE y la Ley de Reducción de la Inflación.  

Nota original:  

 10 trends that will change the real estate industry in 2023 (proptechforgood.com) 

Contact Us