Villamil chairo

‘Periodismo chairo’: Conoce sus 3 vertientes para eternizar a la 4T

A manera de ensayo, sin el rigor científico, pero sí como cercano a un mero ejercicio de reflexión periodística, trataré de dar mi perspectiva.

Con la llegada de la autollamada cuarta transformación, sí se vivió una transformación de la comunicación del Gobierno Federal a través de diversos medios que ejercen, a nivel comunicacional, una propaganda agresiva, asfixiante, insistente y manipuladora.  

Lo anterior ha redituado en una alta credibilidad en la figura del Ejecutivo, aunque se ha comprobado que ha mentido más de 9 mil ocasiones, enfatizando falsedades, datos erróneos, calumnias, agresiones y mentiras, en donde todo fluye, menos la información verídica ni comprobable.  

Desde su tribuna, el Ejecutivo lo ha logrado.

Ha dividido a la opinión pública, a iglesias evangélicas, familias, colaboradores en trabajos, comunidades y pueblos enteros con su discurso de los buenos (“el pueblo”, “la 4T”, los “funcionarios morenistas”) contra los malos (“neoliberales”, “fifís”, “conservadores” y “la derecha”) que es un tema concurrente en todo el país.  

A manera de ensayo, sin el rigor científico, pero sí como cercano al ejercicio periodístico, trataré de dar mi perspectiva del periodismo que se vive día a día en México, a través de estos ejes.  

amlo periddd
Periodismo pro 4T. La nueva casta.

1. El ‘periodismo chairo’ desde el Estado

En México, el término chairo o chaira tiene diferentes sentidos. El Diccionario de mexicanismos, de la Academia Mexicana de la Lengua (México: Siglo XXI Editores, 2010), registra cuatro acepciones, pero nos enfocaremos al relacionado a una “persona, generalmente joven, caracterizada por provenir de una buena posición social y por ser partidaria de movimientos sociales, como los ecologistas y antiglobalización, a la persona que es socialmente poco refinada”. 

Actualmente, el término “chairo” se engloba como una suerte de partidario irracional de la auto mal llamada “cuarta transformación” o del Presidente Obrador o quien vislumbra al Ejecutivo como un ser iluminado e íntegro.

El presidente no ha estado solo en este ejercicio de manipulación de gran escala. Le acompaña Jesús Cuevas, quien, durante años, dirigió un panfleto impreso con las ideas de Obrador, desde que se le quitó la presidencia (eso sí, mediante una elección de Estado) con la elección que dio como ganador a Felipe Calderón, recordando la elección de Estado de 1988 cuando el PRI, de la mano de (oh, oh), Manuel Bartlett, le quitó la presidencia al Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas.  

Actualmente, Jesús Cuevas actualmente dirige una enorme campaña diaria, desproporcionada, de adoctrinamiento mental y persuasivo sobre millones de personas que ven (y que creen ciegamente en Obrador).  

En este enorme adoctrinamiento y manipulación de Estado le apoyan, al menos editorialmente, en cadena nacional, la información relacionada al Gobierno Federal que se vierte diariamente en Canal 11, Canal 22, SPR Noticias, de Canal 14, el Canal del Congreso de la Ciudad de México, y otros medios, liderados por la presencia cada vez mayor del otrora periodista crítico del poder, Jenaro Villamil.

Claro, lo anterior, sin contar con que Notimex, en su momento, empezó un comportamiento errático como una agencia de propaganda política pro gobierno, con una mezcolanza de marxismo pro chairo con unas condiciones laborales abusivas, que acabaron con la huelga más deshonrosa para un medio del Estado mexicano.

Sanjuana Martínez ha optado por ponerse de rodillas ante el poder que dar cabida al periodismo desde una agencia de Estado independiente. El poder político permeó, para mal, una agencia informativa de Estado, que fue un modelo a seguir a nivel mundial.  

Tan solo con estos elementos, vemos que el poderío mediático de la 4T es enorme.

1B. El ‘periodismo chairo’ desde los medios tradicionales

A lo anterior agregamos un elemento extra en este enorme poder de manipulación y propaganda.

Más allá de las apariciones caricaturescas de Elizabeth Vilchis (llamada la #Vilchismosa en redes sociales) en el espacio matutino presidencial, el enorme aparato informativo y de adoctrinamiento socialista de la 4T (con contenidos pro cubanos –con claros guiños a la dictadura-, además pro China), estos contenidos funcionan como un engrane de generación de admiración hacia los dictadores de Venezuela, China, Cuba, Nicaragua, así como al mensaje de Hugo Chávez y todo lo que huela a El Foro de Sao Paulo, eje del socialismo (o capitalismo de Estado generalmente corrupto) en América Latina. 

Si durante décadas, el diario La Jornada (hija del primer unomásuno) sustentó una visión de Estado más igualitario y sostenido por los aportes de la izquierda (que sí vivió un periodo de persecución); este periodismo sobrevivió través del apoyo de Gabriel García Márquez y las ayudas del Ingeniero Carlos Slim a través de diversos espacios de publicidad; pero actualmente, ese diario está inmerso en destacar información sesgada y pro gobierno, de manera falaz. Como una especie de Granma, pero a la mexicana.

Propaganda bien pagada, por cierto, si tomamos en cuenta que La Jornada, desde que AMLO tomó el poder, es el tercer medio con más dinero público (bueno, al menos oficialmente):  

Otro es el apoyo (siempre velado, siempre no tan directo) que se ha dado en cierta información que busca enfatizar al Gobierno Federal y que resulta un guiño, a través de notas compradas o publicidad orgánica o a través de ciertos colaboradores pro chairos, léase Hernán Bruera, a través de una columna en El Universal; el caso grotesco de Epigmenio Ibarra (Revolución 3.0) dentro de Radio Fórmula, y otros, quienes buscan influir y aplaudir ciegamente los actos de poder.  

1C. El ‘periodismo chairo’ desde medios “informativos” independientes

Aquí se presenta todo un tianguis de personajes. Desde los que pedían cargos en el gobierno a través de información pro AMLO o pro 4T. Ejemplo de ello es Isabel Arvide, la fallida embajadora de México en Turquía, que logró colarse utilizando el periodismo y la columna para llegar al poder y beneficiarse de él.  

Otros ejemplos, dignos de una caricatura, son los de Carlos Pozos, o el llamado Lord Molécula; El Chapucero; Sin Censura, de Vicente Serrano (que inició de manera valiente su propuesta, para posteriormente venderse al Gobierno); y más de 20 medios pro AMLO, los cuáles han recibido, algunos de ellos, millonarias cifras para comprar publicidad en Facebook Ads o en otras redes sociales, para generar más vistas.  

Aquí detallamos parte de una lista preliminar, a manera de ejemplo: 

Villamil
Villamil. El poder cambia a las personas.

Por su parte, el periodista Iván Cruz, de Data Noticias, señala que “desde las plataformas digitales ya hay youtubers y blogeros afines a Morena y a la figura de López Obrador, que con videos y transmisiones en vivo, han creado una enorme base de seguidores, alcanzando cientos de miles de reproducciones. La mayoría de ellas monetizadas (con dinero de los impuestos)”.

Dentro de este grupo se destacan canales y personajes, además de los anteriores:

Juncal Solano, de Charro Político.

Juan Carlos Durán, de JUCA Noticias.

Edwin Granados, de Campechaneando.

Isaí Ramírez, de Quesadilla de Verdades.

Fernando Carmona, de El Defensor de la Verdad.

Vicente Serrano, de Sin Censura.

Heber Martínez, de Solo Valientes.

Carlos Alberto de la Mora, de Rata Política.

Marco Olvera.

Benditas Redes Sociales.

Iber Alejandro Noticias.

El Nopal Times.

Patria 247 News

MafianTV.

México Informa.

Estadística Política.

Cocinando la Noticia.

Conexion Mx.

FHyY0Y WYAgCF8a

El periodista afirma que “Todos ellos pueden alcanzar entre 30 mil y 100 mil visualizaciones por cada video o transmisión en vivo emitida en YouTube. Casos como el de El Chapucero, Charro Político, Campechaneando o Quesadillas de Verdades puedes superar las 200 mil visitas al día”.

Una buena lana

Según Sin Embargo, en un despacho de Daniela Barragán en 2020: “Para 2019 el gasto en publicidad oficial siguió “altamente” concentrado, señala la investigación: cinco medios, de 564, concentraron el 40% de los recursos, es decir, más de mil 253 millones de pesos.

De las 117 instituciones federales que pagaron publicidad, tres de ellas concentraron el 67%, cerca de 2 mil 170 millones de pesos. Estas son la Secretaría de Gobernación (34%), el Instituto Mexicano del Seguro Social (21%), Pronósticos para la Asistencia Pública (12%), la Secretaría de la Defensa Nacional (3%) y Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (3%).

Sobre los beneficiarios, Televisa y TV Azteca se colocan a la cabeza con 360 millones 253 mil 325 pesos y 346 millones 891 mil 549 de pesos, respectivamente.

En tercer lugar está La Jornada, con 251 millones 646 mil 668 pesos; Medios Masivos Mexicanos, 178 millones 826 mil 666 pesos; Grupo Fórmula, 115 millones 070 mil 771 pesos; Imagen Televisión, 93 millones 605 mil 146 pesos; El Universal, 85 millones 186 mil 416 pesos; Edición y Publicidad de Medios de los Estado, 72 millones 749 mil 630 pesos; Milenio Diario, 67 millones 271 mil 804 pesos y Grupo Radio Centro, con 66 millones 291 mil 801 pesos.

2. Crisis del periodismo tradicional

Por otro lado, no podemos olvidar ni pasar por alto que figuras como Ciro Gómez Leyva, Carlos Loret de Mola, Adela Micha y Joaquín López Dóriga (quien cobra al menos 5 millones de pesos para detonar escándalos inmobiliarios), ahora han sido puestos contra la pared.

En su momento, sí gozaron de todo el apoyo del Estado, con sus respectivas prebendas y beneficios. Aunque en el caso de Gómez Leyva, volvió a vender sus espacios a favor de la 4T y del secretario de Gobernación, Adán Augusto López, quién es “el secretario de Gobernación más exitoso y funcional del siglo XXI” como se puede ver en este video:

https://twitter.com/Radio_Formula/status/1669700033883824128

En eso sí estamos de acuerdo con la 4T, solamente.

Este periodismo dañó a México durante décadas. Baste recordar el ejercicio diario del periodista Jacobo Zabludovsky, quien en todo momento defendió al Gobierno Federal en turno. Sin embargo, el Gobierno Federal ha optado por desaparecer casi todo rasgo de crítica a su gobierno, ya sea a través de amenazas o simplemente asfixiándolos sin presupuesto, replicando exactamente lo que hacían los gobiernos totalitarios: la censura si se balconea la corrupción de los personajes impresentables de la 4T, empezando por Bartlett, y que en su momento, hasta el periodista Paco Ignacio Taibo II ha criticado. Y eso que es parte medular de la 4T.

Medios como El Universal, Milenio, Heraldo, también cuentan con plumas pro 4T, que incluso, dan pistas al poder sobre cualquier información que critique su actuar. Cabe destacar que también hay medios pro PAN, como El Financiero, aunque lo hacen de manera más velada. Al menos, editorialmente.

3. Medios independientes

Ante todo este poderío de intereses, desde hace años se ha levantado una opción diferente a través de los medios informativos independientes, que son verdaderamente pocos.

Si bien es cierto que en un momento dado medios como Sin Embargo, fueron un fuerte catalizador, el poder de la 4T se dio cuenta de esta cepa informativa, y el medio acabó siendo cooptado. Ahora es un medio pro AMLO, sin duda alguna. Álvaro Delgado (su director) lo sabe.  

Ahora quedan pocos sobrevivientes. Ahí están los esfuerzos de Animal Político, La Silla Rota, Aristegui Noticias (que en su momento fue todo un referente, pero que actualmente tiene poco seguimiento en redes); SDP Noticias (pero como se mencionó arriba, a veces es más pro AMLO, aunque sus columnistas le dan diversidad); Julio Astillero (en el caso de don Julio, a veces es más pro AMLO que los de Morena, pero hay excepciones con su periodismo que trata de ser independiente) y Proceso, cuyo legado de don Julio Scherer García, todavía permanece.

Satanización desde La Mañanera

Como mencionábamos al inicio, la pura conferencia Mañanera del Ejecutivo es un ariete de información sesgada.

Es deleznable cómo el Ejecutivo ha calumniado y despreciado hasta la ignominia al ejercicio periodístico. Esto ha permeado en la opinión pública -que ya amaestrada- ve en el periodismo un “enemigo” del “buen gobierno de AMLO”.

Reitero: Sí hay periodistas que vivieron de la dádiva del gobierno. Pero el diario quehacer del reportero de a pie, el reportero que cubre una fuente fija, del periodista especializado en ciertos temas, o del editor que intenta manejarse con ética, es sin duda, algo muy ajeno y lejano al Ejecutivo.

Nunca, en la historia reciente de México, un presidente había atacado tanto y dejado tanto a la intemperie y al escarnio público al periodismo, como lo hace el señor Presidente Obrador.

En resumen, los medios independientes son muy pocos. Para ganar espacios, ¿se debe ser zalamero con el gobierno? ¿Se debe vender la conciencia? ¿La moral? No creo.

Pero hay un elemento delicado extra. La información y la manipulación pueden conseguir votos. Y esa es la obsesión más fuerte del Ejecutivo.

No es la salud, ni la economía, ni los niños, ni la democracia, ni la libertad, ni la seguridad de los mexicanos, ni la historia, ni la educación, ni la posición económica de México ante el mundo. Lo único que le interesa al Ejecutivo es ratificar el poder con los votos. Sean legales o no.

Y la información (o la manipulación de la opinión pública) vale más que el oro: es la ratificación del poder.

Para leer una de las notas de referencia:

Esta informativo está dispuesto al diálogo con cualquiera de los aludidos en este texto.

Contact Us