Los inquilinos solo pagaban los gastos habituales. Si el prestados dañaba el inmueble, el pago corría a cargo del dueño.

Ley de Alquileres de Argentina, ¿Cuál es el impacto de su derogación?

Las leyes peronistas impusieron pagos extraordinarios a dueños de inmuebles, ya que si el prestador dañaba el inmueble, el pago corría a cargo del dueño.

Entre las decenas de medidas que está tomando el nuevo gobierno de Argentina, que lidera Javier Milei, destacó que en primer lugar, se mencionó la derogación de la Ley de Alquileres “para que el mercado inmobiliario vuelva a funcionar sin problemas y que alquilar (o rentar) no sea una odisea”.

8 desventajas de la Ley de Alquileres

Entre las 8 claves fundamentales de la ley que nació durante el gobierno populista, están:

Plazo mínimo de tres años de renta: La legislación extendió de dos a tres años los contratos, para supuestamente reducir gastos de renovación.

Actualización de precio anual: La ley permitió que los aumentos en el precio del renta deben ser cada año, de acuerdo al índice de precios al consumidor (IPC) y el índice Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), pero ambos estaban manipulados por el gobierno y las alzas no reflejaban las alzas reales de mercado, lo que hacía que perdieran los dueños.

Registro de contratos en AFIP: El rentador tenía obligación de declarar ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) a los 30 días de la firma.

Solo un mes de depósito: La ley populista pedía un solo depósito en garantía a un mes de alquiler y actualizar al valor del último mes del contrato, con lo que también perdían los dueños.

Pagos extraordinarias a cargo del prestador: Los inquilinos solo pagaban los gastos habituales. Si el prestados dañaba el inmueble, el pago corría a cargo del dueño.

Renovación larga: Las partes debían condiciones de la renovación tres meses antes, lo que daba ventaja al inquilino.

El gobierno pedía a fuerza contratar a un contador. Lo que elevaba los gastos de renta.

Si se rentaba a través de una inmobiliaria, se tenía que pagar por adelantado todo el saldo.

Liberar el mercado

    Con la derogación a cargo del presidente Milei, el mercado se liberará, con los siguientes resultados:

    1.- Aumento de precios: Si se dolarizan las rentas, los precios podrían subir significativamente. Esto generaría un mayor costo de vida para las familias que rentan y dificultaría el acceso a una vivienda.

    2.- Más oferta: Desde la entrada en vigencia de la Ley de Alquileres, muchos propietarios retiraron sus inmuebles del mercado. Se estima que hay 280.000 inmuebles que antes eran del mercado del alquiler y ahora no se ofrecen por las malas condiciones de los gobiernos populistas.

    3.- Más oferta en venta: La falta de oferta en renta llevó a un aumento de la oferta de venta. Por ejemplo, en Buenos Aires se están comercializando más de 140.000 inmuebles, y en Rosario, más de 67.000.

    4.- Dificultad para conseguir departamentos: Los inquilinos tienen dificultades para conseguir unidades y deben pagar aumentos que golpean el bolsillo al renovar los contratos.

    Diversos especialistas inmobiliarios, como Enrique Abatti, han señalado que una relación de renta a muy largo plazo genera incomodidades entre el inquilino y prestador, desgastando la relación.

    El gobierno de Milei, al modificar la legislación actual mediante un decreto de necesidad y urgencia, que restablecería la legislación anterior y sumaría algunos beneficios en pago de impuestos para los propietarios que destinen sus departamentos al mercado de los alquileres. El objetivo es aumentar la oferta de la renta inmobiliaria, que hoy está en el mínimo histórico.

      Contact Us