La Cámara de Representantes nacional, de 175 años de antigüedad, tiene 200 escaños y es encabezada por el Partido Popular Suizo.

Buscan evangélicos refrendar voto minoritario en Suiza

El Partido Evangélico del Pueblo, con 100 años de antigüedad, actualmente está representado por tres elementos la cámara de representantes.

La Unión Europea está viviendo momentos de máxima tensión, no solo por la escalada de la cercanía de la invasión a Ucrania por parte de la dictadura de Vladimir Putin, sino por la amenaza de éste contra la soberanía de Suecia.

A lo anterior, se le debe agregar la alerta por las violentas manifestaciones de grupos islámicos afines al terrorismo de Hamas, que detonaron una escalada violenta contra Israel, en la cual, los grandes medios de comunicación woke se levantan contra ese país.

Este es el escenario en los que dos partidos evangélicos minoritarios buscan el voto evangélico el próximo domingo 22 en Berna, Suiza.

Para conformar el nuevo Parlamento de la Bundeshaus de Berna, posiblemente algunas posiciones las ganarán dos partidos de ideología evangélica.

Permanencia de casi 200 años

La Cámara de Representantes nacional, de 175 años de antigüedad, tiene 200 escaños y es encabezada por el Partido Popular Suizo, que busca que Suiza, no ingrese en la Unión Europea.

Entre los temas que están a discusión en ese país están las pensiones, los altos costos de la energía y la inmigración musulmana, que ya empieza poco a poco a representar un peligro para los valores tradicionales.

El Partido Evangélico del Pueblo (https://www.xn--evp-whlen-z2a.ch/), cuenta con un siglo de antigüedad, y actualmente está representado por tres elementos la cámara de representantes y espera renovarlos.

Se trata de creyentes progresistas en temas de inmigración, protección de la clase trabajadora y medio ambiente, quienes apuestan por la familia nuclear tradicional y la bioética.

Entre sus parlamentarios se encuentra Marc Jost, de la Alianza Evangélica Suiza, que ha hecho una activa campaña contra el matrimonio transexual y evitar la adopción de niños por parejas del mismo sexo.

(Cabe señalar que Morena, en la CDMX, ha apostado por una agenda de cambio de sexo en moenores).

Al anterior se suma la Unión Democrática Federal (EDU, por sus siglas en alemán), un partido conservador que defiende la familia tradicional y es euroescéptico. El partido fue fundado en 1975 y busca conservar su escaño que ganaron en 2019, con Andreas Gafner.

Contact Us