Sobre sus experiencias, destaca que tuvo la oportunidad de tocar y convivir con Betsy Pecanis.

Juan Carlos Cortés: El blues es una música de regresos y persistencia

La JC Cortés Band inició en 2008, pero ahora propone su propio legado musical.

Juan Carlos Cortés lleva una trayectoria de más de 20 años en la promoción del blues en México y en Michoacán, lo anterior tiene que ver con una nueva experimentación de sonidos y la búsqueda de una identidad propia. Dice que cuando escuchó el blues dijo, “yo quiero eso, pero en español”.

“Comencé con mi propuesta a integrando una letra a mis líricas, vi que las temáticas podían ser semejantes a lo que vivía aquí. Ahí han sido mis líneas de experimentación, y obviamente, mi visión fue difundirlo en la ciudad de Morelia”, afirma en plática el bluesman Juan Carlos Cortés.

Caminos de convergencia

El bluesista afirma que se ha clavado mucho en los orígenes del sonido: “algo que encuentro es una semejanza entre la música mexicana y la raíz africana. Tenemos una cercanía rítmica en las músicas tradicionales de casi cualquier país y las temáticas”.

“Recuerdo que una vez en Michoacán, en una región que se llama Cherán, que es un pueblo libre y que se volvió muy conocido a nivel nacional por independizarse, hallé a una persona que hallaba gran parecido en el blues a la música de las pirecuas que él hacía”, recuerda.

344741545 1133888161339612 1978873938301116793 n

Blues y fe

“Empezamos a platicar y encontramos un punto en común con la iglesia y los salmos responsoriales. Encontramos que en las pirecuas también se usan y en los orígenes del blues se encuentran también”, expresa.

Dentro de su aprendizaje, afirma que empezó a investigar estas dos raíces sumadas a la raíz académica en Morelia. “Ahí tuve la suerte de estudiar en el Conservatorio de las Rosas, que es el primer conservatorio de América donde conoces la tradición de preservar la música académica y de donde viene mi técnica y donde todo lo que aprendo es más formal”.

Cor´tés afirma que el proyecto de su banda comenzó en 2008 y se mantuvo hasta 2019 antes de la pandemia; “en 2008 presentamos el disco “Blues a tiempo y contratiempo” el cual fue apoyado por el programa de Culturas Populares en Michoacán”.

Destacó que en un momento dado, le cuestionaban el hecho de meter un trombón en lugar de una harmónica, con Irepán Rojas (en el trombón), Rogelio Vargas en la batería, y Jonathan Macotela en el bajo eléctrico y yo en la guitarra. Tuvimos otros músicos invitados entre ellos Jorge García de la banda Follaje; también estuvo en el piano Cristian Jiménez”.

Influencias y panorama

Agregó que grabaron otro disco en 2012 que se llamó “Blues Machine” y en 2017 otro que intitularon “Blues cover me” con la que tocaron en la Ciudad de México en el Centro Cultural José Martí, además de otras ciudadades como Aguascalientes y Guanajuato en el Festival de Mineral de Pozos en Salvatierra. En esos eventos convivieron con bandas de Estados Unidos, de Chicago y Nueva York “y eso nos abrió mucho el el panorama”.

En la actualidad Cortés sigue tocando con Roger Vargas en la batería, eventualmente y Fidela Reygue en el bajo eléctrico, Cristel Rodríguez y Edward Escobedo en el bajo eléctrico, que son tres personas con las que se apoya.

316266950 10159293157606485 7617600596367914311 n

Música para seguir caminando

“Hacer blues en México se logra con mucha tenacidad; hay que usar los recursos que se tienen, cercanos y lejanos, y ponerlos en sincronía para seguir activos. Mantener una banda es complicado, ya que pueden entrar músicos y salir, pero mientras se mantenga una línea, se puede lograr esta persistencia”.

Destacó que entre sus influencias está el disco “Unplugged” de Eric Clapton, la ´tecnica de Jimy Hendrix, y el legado de Robert Johnson, “quien me lleva a encontrar obviamente a Muddy Waters, y finalmente llegar a Steve Ray Vaughan. A él se debe el gran boom del blues en los años 80, y es interesante, porque parece que el blues es una música que aparece, se va y renace”.

A Stevie, dice Cortés: “lo estudié noche y día por mucho tiempo, aprendiendo, escuchándolo y teniéndolo como referencia. Me mostró que se podía tocar en trío y que no necesitabas la Big Band de BB King para hacer blues”.

Aprendizajes en corto

Sobre la banda, afirmó que se aprende de los músicos con los que toca, “con nuestro baterista, me acerco y le digo ‘cómo le haces, necesito saber necesito entenderte musicalmente’ y aprecio mucho que me enseñe la música desde su perspectiva e instrumento y lo mismo pasa con el trombón, en cuanto a la integración de las frases del metal a la guitarra para que nos escuchemos como un ensamble. Eso es algo que a mí me ha enseñado mucho el blues. La semilla del blues, para mí y para muchos, es la necesidad de libertad y de liberarse”.

Sobre sus experiencias, destaca que tuvo la oportunidad de tocar y convivir con Betsy Pecanis. “Sí, tuve la oportunidad de convivir con ella, e incluso, escucharnos y tocar juntos, gracias a la amistad de Jorge García de la banda Follaje. Una vez estuvo en Morelia y yo era gran admirador de su trabajo”.

fa5e8122
Betsy. Convivió con Cortés.

“La admiraba por el hecho de ser mujer, ya que son pocas en el blues. Para mí fue gran influencia ver cómo cómo mezclaba la canción mexicana con el blues; su capacidad vocal; su creatividad para los ensambles musicales con chelo, una guitarra acústica o una armónica”.

“Betsy me decía, ‘me encanta que estés haciendo blues en Morelia’. Son cosas que se llevan en el corazón”.

Otra influencia para él, dijo, fue la de Felipe Souza, “quien es uno de mis guitarristas favoritos”.

A las afueras de las fábricas

Sobre la importancia del sonido del blues a través de la guitarra Gretsch, nos dice:

“Son guitarras metálicas con un sonido casi de los años 30. Es como un viaje en el tiempo. Así sonaban estas guitarras en los campos de algodón en el sur de Estados Unidos y es que suena como un resonador. Estas guitarras fueron las primeras que se usaron para tocar y llegar a públicos más grandes y para poderse integrar a ensambles musicales que sonaban ya más fuerte como una Big Bang. Una guitarra normal se perdía con una banda, ya que se la comían los metales, ya que entró para sustituir en su momento al banjo”.

De ahí viene su sonido nasal, agrega: “Los músicos las llevaban para tocar afuera de las fábricas y los lugares de trabajo, cuando la gente salía y traía dinero porque le acababan de pagar. Los músicos tocaban ahí y esperaban que salieran los obreros y al que tocara mejor y más fuerte, por supuesto, era el que atraía más gente y una mejor propina”.

“Es un instrumento un poco difícil de tocar ya que es muy duro, pero se usa con slide, que es otro de los instrumentos característicos del blues rural, que a su vez, tiene que ver con el country. Ahí está el ejemplo de Son House, quien solía rebotar con el dedo del pulgar y hacer la percusión al mismo tiempo”.

“Desde ahí amé ese sonido y quise integrarlo y traerlo acá”.

Sentirse vivo

“El blues me hace saber que estoy vivo. Con esta música trato de vivir el presente y me ha permitido ese espacio.

Sobre una posible semejanza de la música del blues con el mariachi, expresó:

“La música ranchera en México es música de campesinos o música rural. Es algo muy interesante, ya quehay similitudes entre la música ranchera en la lírica. A lo mejor los músicos no saben leer ni escribir música, pero pueden cantar y hacer una canción. Además, los temas son muy comunes por las condiciones sociales de cada persona. Técnicamente hablando, los octosílabos son muy comunes en ambas.

Nueva canción

Sobre su nueva producción, destacó que “actualmente es difícil pensar en hacer un disco en el contexto actual. Hemos estado lanzando sencillos los últimos dos años en Spotify, Amazon y Apple music”.

Dice que en este formato ya han publicado cuatro sencillos y ahora “vamos por el quinto. Quién sabe. A lo mejor es parte de un álbum. Se trata de una canción inspirada en lo que pensamos cuando vamos de regreso a casa, cuando vamos en el camino viajando. ¿Qué queremos encontrar cuando lleguemos a casa?, por ahí va la canción “Un lento andar” y trabajamos con fusiones con otras músicas latinoamericanas como el reggae y el soul. Nos hemos divertido mucho trabajando con esta idea”.

Ahí está por ejemplo el legado de Real de Catorce. “José Cruz es un excelente escritor quien logra aportar una poesía profunda que no está ligada. Es una suerte de bagaje poético universal. Ahí es donde nosotros buscamos aportar nuestro bagaje”.

¿Quieres ver la entrevista completa?

Contact Us