Incursión de las apps del blockchain en la cadena de suministro

Un auge de información veraz y ágil entre los diferentes nodos y agentes que conforman la cadena de suministro, podría permitir incrementar la productividad del almacén y eliminar los errores en las operativas logísticas.

Además, el blockchain ha introducido en el sector un nuevo concepto de colaboración entre compañías: los smart contracts. Estos acuerdos nacen con el objetivo de reducir costOs para el consumidor final, suprimiendo intermediarios y simplificando procesos.

Tecnológicamente, los contratos inteligentes son programas informáticos. En estos, las diferentes partes definen el objeto del acuerdo, las acciones que se pueden realizar sobre él y las cláusulas de aplicación. Al cumplirse alguna de las condiciones previstas, las cláusulas vinculadas se ejecutan automáticamente.

Al nacer en un entorno de blockchainestos contratos son inmutables: se distribuyen entre todos los nodos de la red que, tras verificar la información, lo validan y evitan que posteriormente puedan ser manipulados por alguna de las partes.

Aunque quedan supeditados a los contratos legales, estos códigos informáticos se han afianzado como una solución para agilizar procesos entre diferentes compañías, especialmente con la inclusión de dispositivos del internet de las cosas industrial (IIoT). Pero, ¿qué beneficios tiene aplicar estos contratos inteligentes a las operativas logísticas?

Contact Us