Posterior al desahogo de pruebas, el pleno de la Cofece resolvería la demanda.

Cofece anuncia emplazamiento por posible colusión en rentas inmobiliarias no residenciales

Según consta el expediente IO-004-2020 de la Cofece, la práctica habría iniciado hace 4 años.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) a 2018, la renta de espacios inmobiliarios no residenciales representó 36 mil millones de pesos para la economía mexicana.

Sin embargo, este segmento estaría entrando, al menos desde 2020, en una espiral de prácticas monopólicas.

Ante ello, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) anunció la conclusión a una indagatoria y la emisión de un dictamen de probable responsabilidad por prácticas monopólicas dentro de las rentas en el sector inmobiliario.

Podría tratarse de algunas mega proptechs

“Con este emplazamiento, inicia el procedimiento seguido en forma de juicio, en el cual los agentes económicos y personas físicas podrán defenderse de las imputaciones en su contra”, afirma un comunicado de la dependencia.

Este emplazamiento fue dirigido a empresas (posiblemente algunas mega proptechs) y personas físicas por presumiblemente manipular precios en el mercado de renta de espacios inmobiliarios no residenciales en México.

Lo anterior, porque entrarían dentro de las conductas conocidas como prácticas monopólicas absolutas, prohibidas en el artículo 53 de la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE), por lo cual fueron imputadas como probables responsables, según consta el expediente IO-004-2020, que habría iniciado, no obstante, hace 4 años.

Según explica Cofece, al emplazamiento seguiría un juicio, en el que los probables responsables podrán manifestar lo que a su derecho convenga, ofrecer pruebas relacionadas con las presuntas imputaciones hechas en su contra y presentar alegatos.

Posibles sanciones

Posterior al desahogo de pruebas, el pleno de la Cofece resolvería la demanda. De comprobarse alguna práctica monopólica, se podrían imponer sanciones

La gran mayoría de los comercios en México establecen sus tiendas en inmuebles no residenciales que rentan, dependiendo de sus necesidades, y ofrecer sus bienes y servicios a personas en diferentes zonas y competir por más consumidores.

“Cuando existen conductas anticompetitivas en el sector inmobiliario, sus efectos podrían reflejarse no solo en la afectación de los comercios que rentan espacios inmobiliarios no comerciales, sino también en el empleo de miles de mexicanos y en los precios de los bienes y servicios”.

Tema relacionado:

Contact Us